Machu Picchu ubicacion geografica

La ciudadela de Machu Picchu se encuentra en la cresta entre los cerros Machu Picchu y Huayna Picchu en medio de exuberantes bosques nubosos a 2,430 msnm.  Extraordinaria por su aislamiento y belleza, está rodeada por precipicios vertiginosos de 450 metros de altura que forman el estrecho cañón del Río Urubamba que se desliza como una anaconda a sus pies.  Los incas no podrían haber escogido un sitio más estratégico para su ciudadela secreta que éste; perfectamente escondido y totalmente inexpugnable de cualquier amenaza.  Se ubica 80 km al noroeste de la Ciudad Imperial de Cusco y unos 13 grados al sur del ecuador.

Hoy en día Machu Picchu está protegido dentro del Santuario Histórico de Machu Picchu, una reserva natural y arqueológica que abarca 32,592 hectáreas del departamento de Cusco.  Conserva numerosos tesoros arqueológicos enlazados por el Qhapaq Ñan, el famoso Camino Inca, además de espectaculares paisajes y diversos pisos ecológicos que son el hábitat natural de abundantes especies importantes de flora y fauna.  En tan solo veinte kilómetros lineales su territorio alcanza cimas nevadas encima de los 6,000 msnm hasta la cálida ceja de selva a 1,800 msnm.  Conserva partes de las dos subcuencas más importantes de esta región que une los Andes con la Amazonía y, con ellas, las cumbres de Wekey Willka o Verónica (5,750 msnm) y Salkantay (6,271 msnm).

Se han registrado hasta diez zonas de vida y dos ecorregiones distintas dentro del santuario.  Entre éstos, los más importantes ecológicamente son los pajonales altoandinos, los bosques enanos de altura, y la selva alta (o yunga), incluyendo los bosques de neblina y la ceja de montaña. Esta inmensa diversidad de hábitat, a su vez, ha dado lugar a una sorprendente diversidad de especies de flora y fauna silvestre. De hecho, el santuario posee mayor biodiversidad que los ecosistemas que lo rodean y una gran cantidad de especies nativas que merecen ser protegidos.

Como indicio de la gran diversidad de flora que existe en el santuario, en sus bosques de ceja de selva existen aproximadamente 90 distintas especies de árboles por hectárea mientras el promedio para bosques de ese tipo son solo 50 especies. Además, dentro del santuario se han catalogado 200 especies de orquídeas, que viene a ser 12% del número total de especies que existen en todo el Perú.

La diversidad de especies de animales es igual de impresionante, el santuario es hogar de 423 especies de aves, 352 especies de mariposas, 41 especies de mamíferos y 13 especies de fauna fluvial. Entre los animales más notables del santuario tenemos el gallito de las rocas (Rupicola peruviana, ave nacional del Perú), el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), el puma (Puma concolor), el quetzal de altura (Pharomachrus auriceps), la nutria neotropical (Lontra longicaudis) y la sachacabra (Pudu mephistopheles).