La Ciudadela de Machu Picchu es considerada el principal punto turístico del Perú y uno de los más visitados a nivel mundial. Esta maravilla de la arquitectura Inca se ubica en el departamento de Cusco a 2,360 metros de altitud, en el Valle del río Urubamba. Actualmente, Machu Picchu ostenta el rango de ser considerada una de las 7 maravillas del mundo, una distinción que promueve un mayor turismo en la zona. Turistas de todas las nacionalidades viajan al Perú con la intención de observar el legado Inca y por supuesto visitar Machu Picchu, que también es conocida como La Ciudad Perdida de los Incas.

A lo largo de los años se han realizado numerosas investigaciones sobre la función que ejerció esta ciudadela enclavada en las montañas. Una de las teorías más argumentadas es que la ciudadela de Machu Picchu fue un lujoso y bien cuidado mausoleo del Inca Pachacutec, el fundador y primer emperador del Tahuantinsuyo. Machu Picchu es una palabra Quechua compuesta que viene de Machu: que significa viejo o antiguo, y Picchu: que significa montaña; por lo tanto, Machu Picchu se traduce como Montaña Vieja. Se presume que en la ciudadela de Machu Picchu vivían no más de 200 a 300 personas pero de un alto rango social. La mayoría de estas personas tenían algún tipo de parentesco con el Inca; es decir, eran descendientes del fundador del Tahuantinsuyo.

Machu Picchu se abrió al mundo desde la llegada del profesor y antropólogo americano Hiram Bingham, que promocionó el lugar tramitando los auspicios de la Universidad de Yale, la National Geographic Society y el gobierno peruano para así empezar el estudio del complejo arqueológico. No obstante, hay que recalcar que no fue Hiram Bingham el descubridor de Machu Picchu, ya existían ciertos vestigios de pobladores que habitaban el lugar desde años atrás. La importancia que tuvo la Ciudadela de Machu Picchu para el Tahuantinsuyo fue muy notoria. Una excelente planificación urbanística interconectada con otros lugares aledaños convirtieron a Machu Picchu en un punto de referencia. En el ámbito agrícola la región se caracterizó por su producción de maíz y papa.

Como no podía ser de otra manera, Machu Picchu conforma la Lista del Patrimonio de la humanidad de la Unesco desde 1983, como parte de todo un conjunto cultural y ecológico conocido como Santuario histórico de Machu Picchu. Cabe resaltar que la ciudadela de Machu Picchu no es el único lugar turístico de la zona, existen otros atractivos en los alrededores que también valen la pena visitar. Huayna Picchu y el Templo de la Luna son dos claros ejemplos del gran potencial turístico de la zona. Si quieres conocer uno de los lugares más históricos del Perú, ven a Cusco y visita Machu Picchu.

Machu Picchu se abrió al mundo desde la llegada del profesor y antropólogo americano Hiram Bingham,

Composición genérica de Machu Picchu

Machu Picchu cuenta con un área aproximada de 20 hectáreas y está divido en dos grandes sectores: el sector Agrícola y el sector Urbano. El sector Agrícola ubicado en la zona sur de Machu Picchu cuenta con una extensa red de andenes que cumplieron una función vital durante la época incaica. Actualmente, parte de estos andenes se encuentran cubiertos por una espesa vegetación. El sector Agrícola estuvo destinado a los granjeros de la zona y se pueden apreciar diversos edificios que sirvieron para tal fin. El historiador Hiram Bingham los denominó “Cuarteles Exteriores” ya que desde la parte superior de estas terrazas se podía tener una vista estratégica del lugar por lo que también cumplió una función de vigilancia.

El sector urbano de Machu Picchu ubicado en la zona norte se caracteriza por sus construcciones y plazas. El Intiwatana, el Templo del Sol y la Habitación de las Tres Ventanas son las construcciones más famosas. El Intiwatana o reloj solar está ubicado en la cima de la colina Sagrada y tenía la función de medir el tiempo por efecto de la luz y la sombra. También cumplía la función de piedra altar. El Templo del Sol no se encuentra en muy buenas condiciones pero aún mantiene gran parte de su estructura inicial. La habitación de las Tres Ventanas es una representación simbólica del Tamputocco. Según la leyenda de los hermanos Ayar, de estas ventanas salieron los Incas el día de la creación.

El sector Urbano está dividido en tres zonas: el Barrio Sagrado, el Barrio de los Sacerdotes y la Nobleza (zona residencial) y el Barrio Popular donde vivía el común de la población. Otras atracciones que conforman el sector Urbano de Machu Picchu son Las Fuentes Litúrgicas, El Templo Principal, El Mausoleo Real, El Palacio de la Ñusta, La Plaza Sagrada, El Foso Seco, Las Cárceles, Sector Industrial, El Barrio de las tres Portadas Idénticas, El Monolito Sagrado y los Cementerios Inferior y Superior. Machu Picchu se encuentra estratégicamente dividido lo cual facilita su exploración a pesar de la gran cantidad de turistas que la visitan diariamente. Es impresionante como a pesar de la irregular topografía del terreno, éste fue transformado en terrazas con fines tanto agrícolas y urbanos. Es por ello que la ingeniería y arquitectura Inca fue considerada como una de las mejores de su época.

El sector Urbano está dividido en tres zonas

El sector Urbano está dividido en tres zonas: el Barrio Sagrado, el Barrio de los Sacerdotes y la Nobleza